Skip links
Published on: Blog

Alternativas ecológicas a los artículos desechables: ¿cuáles son?

El mundo se enfrenta a una crisis masiva de residuos plásticos y materiales difíciles de eliminar que ponen en peligro el medio ambiente y la salud humana. Uno de los principales culpables de este problema es el uso de artículos desechables como el plástico que dan origen a los microplásticos que acaban en los mares, en los peces y, en definitiva, en nuestra comida.

Se podría decir que los artículos desechables están presentes en nuestra vida cotidiana, desde bolsas de plástico y utensilios de un solo uso hasta envases de comida y productos de higiene personal. Además, el asunto se complica con los materiales desechables de primera y de segunda.

No obstante, aunque nos ofrecen comodidad y ahorro de tiempo, también representan un grave problema para nuestro medio ambiente. Esto lo saben los gobiernos y autoridades y por eso en Europa cada vez más se limita su uso.

Y no sólo eso, también existen alternativas más sostenibles como materiales biosostenibles tipo cartón, bambú o textiles TNT o sin tejer, entre otros.

Precisamente, en este aspecto es en lo que nos vamos a centrar en este artículo donde os vamos a contar todo lo que necesitas saber para evitar los artículos desechables y adoptar opciones ecológicas.

Artículos desechables: ¿Qué son y por qué es importante usarlos lo menos posible?

Los artículos desechables, como platos, vasos, cubiertos, pajitas, entre otros, son productos que se utilizan una sola vez y luego se desechan. Estos productos están hechos de materiales no biodegradables, lo que significa que tardan cientos de años en descomponerse y, mientras tanto, siguen contaminando la naturaleza con su presencia.

Se trata de artículos diseñados para ser utilizados durante un breve periodo de tiempo y luego tirarlos a la basura, como las bolsas de plástico, las pajitas y los envases de comida para llevar.

Esta clase de productos tienen un impacto significativo en el medio ambiente.

  • Elevado coste energético. La producción de estos productos requiere grandes cantidades de energía y recursos naturales.
  • Impacto negativo en la salud y el medio ambiente. Los artículos desechables también tienen un efecto negativo en el cambio climático. La producción de estos productos emite grandes cantidades de gases de efecto invernadero, lo que contribuye al calentamiento global.
  • Contaminan y mucho. Además, estos productos no son biodegradables, todo lo contrario. Es decir, tardan cientos de años en descomponerse. Durante este tiempo, contaminan el medio ambiente y pueden dañar la vida silvestre como es el caso de los peces en el mar debido a los microplásticos.

Cómo evitar los artículos desechables

El primer paso para evitar los artículos desechables es ser consciente de su uso en nuestra vida cotidiana. Una vez que somos conscientes de cuánto dependemos de ellos, podemos empezar a buscar alternativas más ecológicas y sostenibles.

A continuación, os dejamos con una serie de ideas para que las pongáis en práctica.

  • Compra a granel: Una de las formas más efectivas de reducir el uso de artículos desechables es comprar a granel. Lleva tus propios recipientes y bolsas a la tienda y compra alimentos y otros productos sin envases. Esto no sólo te ayudará a reducir los residuos, sino que también te ahorrará dinero a largo plazo.
  • Usa, elige y pide alternativas sostenibles: A la hora de elegir los productos, busca alternativas sostenibles fabricadas con materiales ecológicos. Esto es variable en cada sector, nosotros, tenemos sábanas y ropa de cama que no contamina, o jabón que se puede usar en el agua del mar. Nuestro consejo es que hagas lo mismo pero en los sectores que más te interesen. Algunos ejemplos sencillos es usar palillos de madera en un restaurante o pajitas reutilizables de silicona o metal.
  • Apoya y acude a los negocios sostenibles: aquí tienes cantidad de opciones, desde buscar restaurantes y cafeterías que utilicen recipientes biodegradables para llevar y ofrecen incentivos ecológicos hasta tiendas que vendan ropa sostenible son solo algunas ideas.
  • Elige productos con un envasado mínimo: Evita los productos excesivamente envasados o que vengan en recipientes de un solo uso. Otra opción es buscar artículos diseñados con materiales biodegradables o compostables.
  • En lugar de envoltorios de plástico, elige envoltorios de cera de abeja o de bambú. Estas alternativas suelen ser más duraderas y pueden utilizarse varias veces, reduciendo los residuos.
  • Reciclar: Si utilizas productos desechables, asegúrate de reciclar cada uno de ellos correctamente. Si tienes dudas de cómo hacerlo en el anterior enlace te indicamos cómo.

Las mejores alternativas sostenibles para los artículos desechables

Además de todo lo anterior, también existen opciones ecológicas y sostenibles para no depender de los productos como bolsas de plástico y similares.

Estas alternativas son más sostenibles y tienen un impacto menor ya que contaminan poco o nada. Algunas de estas opciones más conocidas están las siguientes:

  • Bolsas reutilizables: en lugar de bolsas de plástico, puedes utilizar bolsas de tela reutilizables para hacer tus compras. Si no puedes o no quieres tienes varias soluciones sostenibles: una es elegir bolsas de papel o bolsas de plástico compostables. Si no te queda más remedio, opta por el plástico, pero al menos recíclalo. 
  • Platos, vasos y cubiertos reutilizables de cartón: esto es igual que las bolsas que se descomponen, pero de cartón que se deshace fácilmente en la naturaleza.
  • Utensilios de bambú o acero inoxidable: son una excelente alternativa a los cubiertos de plástico de un solo uso. Son duraderos y fáciles de limpiar.
  • Botellas de cristal, vidrio y acero inoxidable: son perfectos para almacenar alimentos y pueden durar muchos años.
  • Productos de higiene personal reutilizables: desde cepillos de dientes de bambú hasta compresas y tampones reutilizables, hay muchas alternativas sostenibles.
  • Tejidos, ropa de cama, mascarillas, etcétera: en cada sector existen diferentes formas de usar y aplicar este tipo de materiales y productos. Desde textil que no contamina tipo TNT que es absorbente hasta equipos de protección individual (mascarillas, guantes y toallas) y de uso sanitario para hospitales y clínicas veterinarias.

Como habrás comprobado los artículos desechables tienen un impacto significativo en el medio ambiente y son una amenaza para el medio ambiente, sobre todo, en los mares y los océanos donde cada vez hay más.

Afortunadamente, hay formas de reducir su impacto si sigues los consejos que te hemos contado en este artículo de alternativas ecológicas a los artículos desechables que esperamos que os haga gustado.

Finalmente, os invitamos a visitar nuestro blog de sostenibilidad y os recordamos que eligiendo alternativas sostenibles, como usar productos con el mínimo embalaje o reducir el uso del plástico, contribuyes más de lo que piensas para tener un futuro más sostenible para las generaciones que están por venir.

Deja un Comentario